COMO GESTIONAR LAS QUEJAS

“Tu cliente más insatisfecho es tu mejor fuente de aprendizaje”

Bill Gates

Asume la queja como un trampolín desde el que lanzarse a encontrar la solución. Si analizas el fallo, seguirás creciendo. Si lo niegas, te estancarás. Un cliente insatisfecho amplifica nuestros puntos débiles (los de nuestro producto) para que podamos analizarlos y mejorarlos.


CURSO GRATUITO COMERCIAL

La queja es, ni más ni menos, una gran oportunidad de negocio. Una oportunidad de solucionar un problema a un cliente. Una ocasión para dejarle satisfecho y con buen sabor de boca. Una vía para que otros clientes escuchen cómo hemos resuelto el problema, la reclamación, el conflicto, la queja.

Y para aquellos comerciales que están empezando y manifiestan no tener aún grandes capacidades persuasivas, la queja es un buen “rincón” donde hacerse fuerte. ¿Qué quiero decir? Muy sencillo. Mientras aprendes a vender, especialízate en resolver problemas. Quizás vendas menos que otros, pero seguro que mantienes por más tiempo a tus clientes y que les mantienes más contentos……

Si te interesa continuar leyendo…